Otro positivado

Anoche me quedé con ganas de más, así que hoy he positivado la otra foto que tenía pendiente ayer: una foto del Museo de la Ciencia hecha el primer día probando la Bessa R2 con el Industar 52/2.8, sobre Ilford FP4 revelada con Rodinal 1+25, esta también la he positivado sobre Ilford MG IV Pearl de 13x18cm. Con la carrerilla de ayer hoy esta foto ha ido bastante rápida: tira de pruebas, decido exposición, copia de trabajo sobre la que decido que la exposición es correcta y que voy a darle medio grado más de contraste. Además, hoy parto de +40 en todos los canales del cabezal color, en lugar del +30 de otros días, a fin de obtener unos tiempos de exposición más largos.

Dudaba si aumentar o no la exposición al dar sólo medio grado, así que decidí probar con la misma exposición; el resultado fue correcto, pero sí se apreciaba una cierta pérdida de textura en las altas luces por lo que hice otra copia aumentando ¼ la exposición que ya salió tal y como me gusta. En la copia de trabajo ya decidí reservar un 30% la zona de ladrillo, quemar un 30% la zona inferior izquierda y quemar un 50% difuminado (movimientos de vaivén tapando y destapando) el cielo por ambos laterales, y así lo hice con la copia final.

Por último, sólo por diversión, saqué otra copia en Tetenal Work 312 Grado 3 de 18×24, para usarla como portada para mi carpetilla de positivados. Al aumentar el tamaño de papel ya no he podido usar el objetivo de 75mm porque la ampliadora se quedaba sin recorrido, así que tuve que cambiar al Rodenstock 50mm. No me acordaba que con este objetivo hay que poner el plato al revés, “metiendo” el objetivo dentro del fuelle, porque sino no se puede enfocar. Al tener los canales a +40 y ser este papel de grado 3 he tenido que dar bastante más exposición, cosa que vi en la segunda tira de pruebas, aunque aún hice una tercera para ajustar mejor el tiempo. Una vez ajustado hice los mismos tapados pero en el primer intento cometí un error: usé como máscara auxiliar una de las de ranura… y no me fijé en que puse la ranura sobre la foto por lo que quedó un rectángulo quemado en el cielo; no pasa nada, eso me ha pasado por confiado, así que otra copia poniendo mas cuidado y arreglado.

Me ha gustado el resultado de ambas fotos, aunque el Work me sigue dando mucho mucho grano, supongo que tendrá que ver el que sea papel caducado hace muchos años.

He aprendido alguna cosa aún siendo hoy un día “por diversión”: he aprendido que al subir a grado 2½ no es necesario aumentar más que ¼ la exposición, de lo cual ya tomé nota en mi cuadernito; he confirmado que el límite del 75mm usando película 135 es 13×18, y a partir de ese tamaño ya necesito el 50mm; y he aprendido por las bravas que debo tener cuidado al usar máscaras auxiliares para facilitar la tarea de los quemados.

Hoy he vuelto a hacer líquidos nuevos, ya que los anteriores estaban ya muy próximos al fin de su vida útil. Realmente era el revelador el que se acercaba al fin de su vida útil, pero prefiero retirarlos todos a la vez para evitar confusiones.

Artículo escrito por

Soy Álvaro Remesal, un aficionado a la fotografía, muy novato y con muchas ganas de aprender y divertirme en el camino. En este blog escribo mi día a día con la fotografía química: mis progresos, mis errores, mis descubrimientos... Lo que escribo tiene una intención de divulgación, pero también es una suerte de diario propio de mis avances y de lo que voy probando y aprendiendo.

Por favor, comenta con tu nombre real y con buenas maneras.

Dejar una respuesta